CLUB XEITU


ir a contenido

GUZMAN biografia


Guzmán Álvarez Pérez nace en La Riera de Babia el 19 de marzo de 1910. La infancia transcurre a caballo entre La Riera y el cercano pueblo de Cabrillanes, cabeza del municipio a la que la familia se traslada al cumplir él once años. En este momento, el padre, abogado, decide dedicar sus afanes también a la actividad comercial, que compatibiliza con la administración de las fincas de la hacienda familiar y algunos cargos en el municipio.

Esta condición de familia acomodada posibilita que los cinco hijos del matrimonio cursen estudios universitarios. José María, el mayor, estudia Medicina; su hermana Rosario, Farmacia; Guzmán, Magisterio y Filosofía y Letras; Manuel, Derecho; y la menor de todos ellos, Isabel, al igual que su hermano Guzmán, hace Magisterio y Filosofía y Letras.

Así, Guzmán Álvarez cursa estudios, primero de bachillerato y más tarde en la Escuela Normal de Maestros de León, entre 1924 y 1929, año en que obtiene el título. Tres años después, en 1932, ya ha obtenido la reválida, fecha en la cual decide emprender la licenciatura en Filosofía y Letras. Se traslada a Valladolid, donde reside su hermana Rosario, regente de una farmacia. Los estudios son compatibilizados, en cualquier caso, con algunas esporádicas actividades docentes en la provincia leonesa.


En 1936, el estallido de la guerra marca, como en otras tantas casas, el destino de la familia Álvarez Pérez. Debido a las ideas republicanas de la misma, y el paseo de un amigo del padre, Enrique decide huir con un cuñado y otros vecinos a Asturias, zona republicana. Lo hacen atravesando el pueblo de La Cueta y el Puerto de Somiedo, mientras su hijo Guzmán se refugia en su pueblo natal de La Riera. El joven era, al disponer de estudios superiores y tener -a ojos de los sublevados- cierta influencia en la zona, objetivo seguro.

Dos días más tarde, sin embargo, a petición de su madre, Guzmán Álvarez decide dirigirse a Asturias para acompañar y proteger a su padre. Ambos permanecen un tiempo en Sama de Langreo, donde Guzmán imparte clases, actividad de la que se tienen noticias junto con otras, como la del trabajo en el hospital militar de Avilés y como maestro en La Felguera. Este tiempo de zozobra lo viven su madre y su hermana menor, Isabel, solas en la casa familiar de Cabrillanes. Meses confinadas en dos habitaciones de su propia casa, ocupada por soldados sublevados, viendo además cómo el comercio familiar era saqueado. Finalmente, se trasladarán con un familiar a Valladolid.

Caído el frente de Asturias, el padre decide pasar de Gijón a Francia con el objetivo de entrar en Cataluña, aún en manos de los republicanos. Su hijo Guzmán, convencido de una condena segura pero de que entregándose a las autoridades franquistas ésta sería más benevolente, decidirá entregarse en octubre de 1937. En esta fecha, ingresa en la cárcel de San Marcos de León, pasando luego a la de La Bañeza.

Es condenado a treinta años de cárcel, máximo castigo que sustituía a la pena de muerte. Desde La Bañeza, es trasladado a la prisión de Burgos, donde permanece preso entre 1939 y 1941. Su padre, entre tanto, sobrevive a duras penas en la Francia industrial y finalmente, muy enfermo, fallece en el verano de 1940. El hijo recibe la noticia en prisión, de la que no saldrá hasta pasados tres años y medio en ella bajo libertad condicional, el 30 de junio de 1941. Es absuelto ocho años más tarde.


Ese mismo otoño, con el inicio del curso escolar, retoma sus estudios en Valladolid y Madrid, licenciándose en Filosofía y Letras en 1944. El 3 de febrero de 1947 se doctora en Madrid con la tesis 'El habla de Babia y Laciana', que dirige el prestigioso lingüista Dámaso Alonso, con el que mantendrá durante toda su vida gran amistad. Esta tesis es publicada en 1949 por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y merece todo tipo de elogios desde su publicación, así como la mejor calificación por parte del tribunal que la juzga.

Es Dámaso Alonso precisamente quien consigue para Guzmán Álvarez una beca de Filología Hispánica en el Instituto Miguel de Cervantes de París, donde permanece en 1949. El curso siguiente es ayudante de clases prácticas de Lingüística Románica en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Madrid.

En 1951 regresa a París y ese mismo año, el 21 de octubre, contrae matrimonio con Elisabeth Van der Feliz, de origen escocés-holandés. El matrimonio se traslada a la ciudad holandesa de Utrecht, donde Guzmán Álvarez comienza a trabajar como lector en el Instituto Iberoamericano. Desde este mismo momento, se vincula a la Universidad de esta ciudad, de la que ya jamás se separará. En la Universidad de Utrecht llega a ser catedrático de Lengua y Literatura Española, en 1971, hasta su jubilación en 1980.

No obstante, emprende y compatibiliza otras actividades docentes y académicas a lo largo de las tres décadas de relación con la Universidad de Utrecht, en otros centros e instituciones del mundo. Así, entre 1961 y 1965, es profesor de Literatura Española en los cursos de verano de la Universidad de Santander. En el curso 1967-68, es profesor de Filología Española en la Universidad de Cincinnati (Estados Unidos). Y en el curso 1976-77, es profesor de Filología y Literatura Españolas en la Universidad de Miami.


Paralelamente, además de la publicación de su tesis doctoral anteriormente aludida y la reedición posterior de ésta, publica otra serie de trabajos que merecen cuanto menos una mención destacada en su apunte biográfico. Sirvan como ejemplo otra aproximación a su tierra natal,
'Estampas de Babia' (Madrid, 1951), así como varios trabajos científicos que sobre literatura española publicó a lo largo de los años: 'Mateo Alemán' (Buenos Aires, 1953); 'El amor en la novela picaresca española' (Utrecht, 1958); 'Proverbios morales de Sem Tob de Carrión' (Salamanca, 1970); o 'Lírica española del siglo XX' (León, 1980). Cabe destacar, igualmente, sus participaciones, reseñas y artículos en no pocas publicaciones de numerosos países, como la 'Nueva Revista de Filología Hispánica', la 'Revista de Filología Española', la 'Revista Norte' o 'Cuadernos Hispanoamericanos', así como capítulos en varias obras colectivas.

Tras presentar a mediados de la década de los noventa del pasado siglo los primeros síntomas de alzheimer, Guzmán Álvarez fallece en Bilthoven (Holanda) el 14 de agosto de 2004 a los noventa y cuatro años de edad.


ASOCIACIÓN CLUB XEITU DE LA MONTAÑA OCCIDENTAL ASTUR-LEONESA | clubxeitu@gmail.com

Regresar a contenido | Regresar al menu principal